Sobre el activo

Plaza Cataluña 23, Barcelona

DESCRIPCIÓN
Edificio emblemático situado en el punto más comercial de la Barcelonesa Plaza Cataluña, concretamente en la intersección con Las Ramblas.
El edificio, adquirido en el año 2013, cuenta con una superficie bruta alquilable total de 7.100 m2 distribuidos en 8 plantas (Planta baja + 5 plantas sobre rasante y 2 plantas de sótano).

LA INTERVENCIÓN: GENERACIÓN DE VALOR

Siendo el primer activo adquirido por IBA Capital, representó una de las transacciones de mayor relevancia en el sector inmobiliario en España de las últimas décadas. Ello se debe a varias razones:

▪ En primer lugar, el volumen de la inversión y el propio activo, un monumental inmueble de corte arquitectónico elegante y clásico, con un notable carácter histórico para la Ciudad Condal y estratégicamente ubicado en el corazón comercial de la misma.
▪ En segundo término, supuso una de las primeras grandes operaciones inmobiliarias de la época (España luchaba aún por superar la crisis) y, de la mano de IBA, el inicio de un cambio de tendencia en el mercado de inversión inmobiliaria.
▪ Por último, se trataba de una operación off-market sobre uno de los primeros inmuebles de estas características que la gran cadena El Corte Inglés vendía a lo largo de su historia, bajo la modalidad de Sale & Leaseback, quedándose ésta como único ocupante y arrendatario del inmueble.

Tras varios años de arrendamiento del activo, en 2018 se llegó a un acuerdo con El Corte Inglés, por el que éste finalizaba su contrato de alquiler y dejaba lire el edificio.

Durante este periodo y una vez más en aras de optimizar plazos, IBA inició una triple estrategia enfocada en tres líneas fundamentales: Comienzo de rehabilitación del activo para adaptarlo a los mejores estándares de mercado y convertirlo en un moderno y eficiente inmueble comercial; búsqueda de un arrendatario del más alto nivel, en línea con el propio inmueble y diseño de la estrategia del proceso de desinversión.

Tras un proceso competitivo en el que el activo fue objeto de un gran interés por parte de alguna de las más prestigiosas marcas internacionales, se llegó a un acuerdo con la conocida cadena Primark, a quien se le entregó el edificio en julio de 2019 y, tras sus propias obras de implantación y acondicionamiento y a pesar de la pandemia generada por la COVID 19, abría su flagship en Barcelona el 30 de junio de 2020.

DESINVERSIÓN
En paralelo al proceso de rehabilitación y alquiler, en 2019 IBA estructuró y creó un vehículo de inversión al que se aportaría el activo, para posteriormente dar entrada a un grupo de inversores. Así pues, se llegó a un acuerdo con una de las principales entidades financieras de España, la cual ofreció la entrada en el capital del vehículo a un selecto grupo de inversores institucionales y privados, clientes del área de Banca Privada de la entidad, brindándoles así esta excepcional oportunidad de inversión, basada en un producto inmobiliario prime-core, del más alto nivel en su sector.

En este producto de inversión estructurado y diseñado a medida por parte de IBA, se está obteniendo un exitoso resultado y una rentabilidad estable a largo plazo, manteniéndose IBA como gestor del vehículo y del inmueble, así como inversor en el mismo.

Esta transacción tuvo lugar en diciembre de 2019.

Por otra parte, una vez formalizada la venta, la inversión obtuvo los siguientes resultados para el vendedor, SOCIMI gestionada por IBA, que maximizó los resultados de su inversión:

▪ Vida útil del proyecto: 6 años.
▪ TIR no apalancada neta (post tax): 13%.
▪ Múltiplo de Capital: 1,8%.